¿Cuáles son las etapas de una preventa y cuándo conviene comprar?

Donald Trump se hizo millonario con bienes raíces.
Robert Kiyosaki también.
 
Y te garantizo que siguieron caminos distintos.
 
Pero los dos se hicieron ricos inteligentemente.
 
¿Cómo? Comprando barato… muy barato.
 
Uno de los pilares que te enseñan en los libros de bienes raíces es que la ganancia no la haces al vender.
 
La haces comprando a precios muy por debajo del valor real de la propiedad.
 
Y en México, esos precios los puedes encontrar en las preventas de departamentos. ( expande este punto, de donde los puedes encontrar pero cual es la ventaja de hacerlos con preventas de desarrollos habitacionales.
 
Para ello, debes saber cuándo es el momento perfecto para invertir.
 
Y por eso te escribo este artículo, con el fin de mostrarte las etapas de una preventa, y bajo qué circunstancias te conviene invertir como inversionista o para vivir en ese departamento.
 
Esta información te la comparto porque he trabajado directamente con dueños de desarrollos, y ellos son quienes me han educado en este tema.
 
 
ETAPAS DE UNA PREVENTA
 
1 – Capital Semilla
 
Gran retorno, inversión a mediano plazo y alto riesgo.
 
Generalmente, para construir un proyecto inmobiliario en México, se requiere de la unión de tres partes:
 
  1. El dueño del terreno – Quien posee la tierra
  2. Constructor / Desarrollador – Quien planea, construye y en ocasiones administra el proyecto
  3. Inversionistas de semilla – Quienes invierten su dinero en conjunto con las dos partes anteriores
 
Siendo un proyecto potencialmente exitoso, las 3 partes se distribuyen las utilidades del proyecto.
 
Por ello, como inversionista, esta es la mejor etapa del proyecto para invertir a mediano plazo y recibir más dinero por tu dinero. Sin embargo, esto conlleva más riesgo que comprar en las siguientes etapas.
 
En otras palabras, esta es la etapa en la que el dinero que inviertes genera más porcentaje sobre el tiempo.
 
Sin embargo, hay un cuarto jugador indispensable en esta ecuación, y son los inversionistas minoritarios, o sea, el público en general que compra un proyecto en preventa.
 
Si el mercado decide no comprar este proyecto, los inversionistas de semilla pierden parcialmente su inversión.
 
Por lo tanto, asociarse con las personas correctas, y especialmente gente en quien confíes, es clave para tener éxito con inversiones en esta etapa de una preventa.
 
 
2 – Preventa Temprana (Precios entre 70% y 75% del valor real)
 
Buen retorno, inversión a mediano plazo y menos riesgo que capital semilla.
 
Le llamo preventa temprana al 50% de la venta total de un proyecto.
 
Antes de salir al público, los desarrolladores suelen hacer una presentación ante prensa y su cartera de clientes más leal para dar a conocer oficialmente el proyecto.
 
De ahí hasta que se venda el 50%, tienes oportunidad de comprar un departamento a muy buen precio como inversionista, y obtener una plusvalía promedio entre 25% y 30% a la terminación del proyecto.
 
Usualmente las preventas se venden más rápido al comienzo por sus precios bajos, y duran aproximadamente 1 año.
 
Por eso te recomiendo estar muy atento a nuevas preventas que salgan en el mercado.
 
Justo acabo de lanzar una newsletter mensual de preventas. Si te interesa conocer las preventas que salen al mercado mes con mes, mándame un Whatsapp al 813 449 4550 con el mensaje “Newsletter” y con gusto te agrego.
 
 
3 – Preventa Tardía (Precios entre 85% y 90% del valor real)
 
Menos retorno, pensando más para vivir que como inversión y menos riesgo que la preventa temprana.
 
En la tercera etapa, la preventa tardía ofrece departamentos a un 85% o 90% del valor a la entrega del proyecto y dura aproximadamente 2 años (o menos si el proyecto es muy exitoso y se vende por completo).
 
Por el incremento de precios, suele venderse más lento en esta instancia.
 
Como inversionista ya no es tu mejor opción para el retorno de inversión. Sin embargo, esta es la etapa que más tiempo te da para evaluar tu inversión si lo quieres para vivir.
 
Para este entonces, el desarrollador probablemente ya tiene un departamento muestra, los diseños finales de los arquitectos, así como detalles finales de entregas.
 
Además, puedes preguntar qué tipo de personas están comprando para ver quiénes serán tus vecinos.
 
Y gracias a estas razones, considero que la tercera etapa es la mejor para la gente que quiere comprar un departamento para habitarlo.
 
 
4 – Venta (Precio Normal)
 
Poco retorno, se adquiere por el amor al proyecto más que como inversión.
 
En este punto, el desarrollador ya entregó los departamentos a todos quienes compraron en preventa, y ahora sólo quedan unidades a la venta.
 
Como inversionista, tu energía estará mejor buscando en otros lados.
 
Y como departamento a habitar, te recomiendo comprar más por tu gusto por los departamentos que por plusvalía.
 
—————
 
Para concluir, como inversionista, entre antes compres, mejor. Capital semilla o preventas tempranas son tu mejor opción.
 
Como habitante, las preventas tempranas son llamativas si no te urge, las tardías interesantes si te urgen, y las ventas son el punto donde compras por amor al proyecto.
 
 
Por su éxito, se vendió toda la primera torre en 5 meses, y la segunda va más lenta, pero por buen camino.
 
Es un gran proyecto de vivienda, y por la naturaleza de las preventas, la segunda torre se va más lento.
 
Si buscas oportunidades para invertir en preventa o simplemente quieres un departamento para habitarlo, contáctame en mi página:
 
 
Tengo opciones en Carretera Nacional, Valle Poniente, Centro, Valle Oriente y Guadalupe que te pudieran hacer click.
 
De igual manera, si eres nuevo o nueva en inversiones inmobiliarias, te recomiendo sigas aprendiendo más sobre preventas en mi blog: https://www.alonsolozano.com/blog