5 Cosas A Revisar Cuando Te Entregan Un Depa

Estás listo para recibir tu departamento… pero no sabes qué revisar cuando te lo entreguen.
 
Llegar a este punto significa que ya elegiste tu departamento, entregaste documentación y tienes fecha para firmar el contrato y recibir tu departamento.
 
Sin embargo, en el mundo de la rentas siempre saldrán detalles que a primera vista no lucieron. ¡Pero no te preocupes, es normal!
 
Por ejemplo… justo hoy que estoy escribiendo esto vengo de una firma de contrato de arrendamiento con uno de mis clientes.
 
Cuando vimos el depa por primera vez, era de noche y no pudimos percatarnos de algunos detalles.
 
Hoy que regresamos para la firma, nos sorprendió saber que…
 
  1. A los climas, el boiler y a la lavasecadora les faltaban mantenimiento
  2. Un cajón de la cocina estaba desnivelado
  3. Las llaves de la regadera ¡estaban sobrepuestas!
 
“No es gran cosa”, podrás pensar, pero el no darnos cuenta pudo haber ocasionado que mi cliente pagara por futuros daños a los electrodomésticos, sin haber sido su culpa.
 
Y así fue como mi cliente se ahorró molestias antes de mudarse al depa.
 
Por eso, te recomiendo tomar en cuenta lo siguiente cuando te entreguen tu depa:
 
 
1 – Inventario
 
Al final de tu contrato encontrarás anexado el inventario de tu departamento.
 
El inventario son todas las cosas que el dueño entrega con el depa, desde utensilios hasta muebles y electrodomésticos.
 
Verifica que todo lo que viene allí esté en tu depa… y en buenas condiciones.
 
 
2 – Llaves
 
Asegúrate de probar todas las llaves. No sólo las puertas de tu depa, sino también la tarjeta del elevador y del buzón.
 
En ocasiones los dueños andan tan deprisa que se equivocan con algunas llaves.
 
Evítate vueltas y aprovecha de identificar qué llaves abren qué puertas, con el fin de identificar cuáles son de uso diario y cuáles no.
 
En caso de compartir departamento con alguien más, pide al arrendador dos juegos de llaves con anticipación.
 
A veces sí se puede, pero en ocasiones tendrás que ir tú a duplicarlas.
 
 
3 – Servicios Básicos
 
Imagínate que inauguras tu departamento con los amigos, pero te das cuenta que no hay gas… o que casi no sale agua.
 
O peor aún… son tiempos de frío y al bañarte no sale agua caliente.
 
Por ello, revisa que el gas, el agua, la luz y el internet (si viene incluido) funcionen al cien.
 
No olvides preguntar por los últimos recibos de cada servicio contratado por el dueño, para confirmar que estén en ceros cuando tú llegues.
 
Y si hay algo por contratar, intenta agendar las citas lo antes posible después de recibir el depa.
 
 
 
4 – Administración
 
Si rentaste en una torre, lo más seguro es que habrán cosas por hacer con administración, como…
 
  • Registrar tu huella digital o facial
  • Presentarte con los guardias
  • Instalar aplicaciones para registrar a tus invitados y apartar amenidades
 
Generalmente, el asesor inmobiliario del propietario te guiará con todo esto.
 
Además, si no lo has hecho, es el momento para preguntar sobre el reglamento de la torre y los horarios de las amenidades.
 
¡Evítate multas!
 
 
5 – Imperfecciones
 
Así como puede no coincidir el inventario anexado al contrato con lo que se encuentra en el depa, podrán haber imperfecciones.
 
  • El agua no sale bien por acumulación de zarro…
  • Un cajón está desnivelado y no se puede abrir bien (en especial el de la esquina)…
  • La pared está manchada o se le cayó la pintura…
 
Entre otras que tendrás 30 días para reportar al dueño. De no ser así, se podrán tomar como daños ocasionados por ti al inmueble.
 
En otro punto, revisa que se hayan hecho las últimas modificaciones solicitadas al contrato… puesto que a veces imprimen la penúltima versión por un malentendido.
 
Esto también es importante porque pone en juego el depósito que dejas.
 
Las fotos te ayudarán a obtener tu depósito de vuelta al comprobar que entregaste el departamento en las mismas condiciones en las que lo recibiste.
 
Y recuerda que tu mejor activo es llevarte bien con tu arrendador.
 
Esto te hará la vida más sencilla en tu estadía, y le quitarás un peso de encima al propietario.
 
Esto también es importante porque pone en juego el depósito que dejas.